ENTREVISTA PERIODICO GRUPO VOCENTO

            Referente al articulo publicado este mes de Agosto en varios periódicos del grupo Vocento sobre mi viaje a Estambul, quiero en primer lugar, dar las gracias a la periodista Luisa Idoate, por haberme llamado e interesarse por el viaje que realicé a esta ciudad y, sobre todo, cómo ha sabido plasmar en papel, toda la conversación que tuvimos hace unos días. Fue una charla de más de una hora que se me hizo corta. Hablar de viajes para un viajero, es como la droga para un adicto, siempre sabe a poco.


            No niego que es agradable verme mi “careto” en el periódico,  (si es por algo agradable). Negarlo sería una hipocresía. De todas maneras,  para mí, es mas importante el hecho de saber que una periodista, como Luisa Idoate, le haya parecido interesante mi viaje y quisiera compartir alguna de mis impresiones y sensaciones de mi viaje a Estambul, con sus lectores. Siempre he defendido la necesidad de compartir cualquier tipo de viaje, sea lejano o cercano (por eso escribo en los blogs) y seria un egoísmo secuestrar todas estas vivencias y experiencias. También es un orgullo saber que otros viajeros (mas viajeros que yo) como Miguel Nonay ( A salto de mata) o Mª Eugenia  (Intentando recorrer el mundo) , también les hubiera entrevistado anteriormente.


         Si quiero anotar, que después de la entrevista me quedó una espina. Una de las preguntas que hizo Luisa fue: que es lo que más me había impactado. Una ciudad como Estambul tiene un montón de sitios encantadores y espectaculares. Yo, por ejemplo hice referencia al Gran Bazar y la iluminación nocturna de Estambul. Luego recordando el viaje me vino a la mente la sensación que tuve al visitar las mezquitas, y me di cuenta que, posiblemente, eso fue lo que mas me impactó.

           La majestuosidad de la mayoría de las mezquitas, la sensación de tranquilidad que se respira en su interior, su falta de ornamentación (que según los musulmanes evita la distracción y ayuda a conectar con Dios), los preciosos mosaicos de Iznik., la iluminación de las cientos de bombillas y sobre todo la atmósfera de silencio y recogimiento de los que van a rezar, les confiere un hábitat especial. Lógicamente uno debe visitarlas a primera hora de la mañana o al final de la tarde, cuando las hordas de turistas han pasado. Es la única forma de poder apreciar la autentica realidad de estos lugares religiosos.
Buen viaje a todos.
Javier Adán. Agosto 2010.

           La entrevista se ha publicado en todos los periódicos regionales del grupo Vocento (El Correo, El Diario Vasco, El Diario Montañés, La Verdad, Ideal, Hoy, Sur, La Rioja, El Norte de Castilla, El Comercio, La Voz de Cádiz, Las Provincias).

-------------------------------
Enlace reportaje del periodico
.-------------------------------

LAS VACACIONES SOÑADAS DE JAVIER ADÁN


El embrujo de Estambul

 Cayó en la trampa de las 'delicias turcas'. No acertó con el 'kebab'. «Pero sólo por el Gran Bazar, ya merece la pena ir»

24.08.10. LUISA IDOATE

        La tenía metido en la cabeza. Javier Adán quería perderse por las calles de Estambul. Lo hizo en 2007. «Me parecía interesante su mezcla cultural. Quería pasear entre las cúpulas de las mezquitas. La ciudad tiene mucho que contar por la historia que arrastra». Y él estaba dispuesto a escucharla. Despacio. «No me gusta andar corriendo de un lado para otro porque, al final, lo confundes todo y ya no sabes ni dónde has estado». Tuvo una semana para escudriñar la antigua Bizancio. Y lo hizo.


Tenía grandes expectativas sobre el Gran Bazar. No le defraudó. «El regateo le resultará curioso a un novato; a mí no, porque conozco Marruecos». Le desarma el parsimonioso tira y afloja de las compras en el que ellos, dice, son auténticos maestros. «Son comerciantes natos. Tienen una capacidad especial para analizarte, y saber de dónde eres y qué quieres». No puedes entrar en todos los puestos, defiende, porque hacer una sola compra ya es un auténtico trabajo. Que él zanja con rapidez, para husmear por las callejuelas y disfrutar de una vieja tetería. «Sólo por el Gran Bazar, ya merece la pena ir a Estambul». Más aún si subes a los restaurantes asentados en sus tejados, insiste. «Y cenas viendo el zoco y las mezquitas iluminadas. Es un recuerdo imperecedero».


Sitios imprescindibles
Le impresiona la llamada a la oración de los muecines. «Te produce curiosidad y respeto. Suena a través de los altavoces y todo el mundo se dirige a las mezquitas. Es vigorosa. Te sobrecoge. Retumba en toda la ciudad». A su mujer le pone nerviosa; a él, le impacta. Su barrio favorito es Sultanahmet. «Allí está Santa Sofía y la Mezquita Azul. Aunque prefiero la de Saladino, que está más alta y tiene más vistas». Ése es uno de los sitios imprescindibles de su querida Estambul. Junto a los atardeceres en el Bósforo. «Cruzas a la zona asiática para verlos». Ahí se mezcla todo, la luz dorada, el olor a Oriente, el 'skyline' de las mezquitas...


Le fascinó el Palacio de Topkapi, con la Daga Esmeralda, el Mapa Piri Reis, las vistas del Cuerno de Oro y el antiguo harén. «Todo es muy bonito». Y rezuma un lujo que le hizo reflexionar sobre el esplendor de la antigua Constantinopla. «Dices: 'Aquello era vivir y no lo de ahora'. Impresionante». Hay que ver también la Mezquita Azul, el Pozo de Agua y el Hipódromo, cuenta este funcionario leonés de 51 años. «La Torre Galata de noche es preciosa. Puedes subir en ascensor o a pie, pero son la pera de escaleras». Al caer el Sol, la ciudad gana embrujo. «El encanto de Estambul es la noche».


Cayó en la trampa de las 'delicias turcas', «visualmente muy atractivas, pero muy empalagosas». Tampoco acertó con el 'kebab', «con un cordero de sabor demasiado fuerte». Pero volverá. «Conoces mejor las ciudades la segunda vez. La primera eres turista; la segunda, viajero y te fijas en más cosas». ¿Vivir en Estambul? «No sé yo. Tal vez no. Al final no serás nunca del país, sino extranjero. Preferiría Venecia, Roma, París. Algo más europeo». La pasión viajera de Javier Adán puede con su fobia a los aviones. «Los odio. Durante mucho tiempo no volé, pero lo he superado». Es como dejar el tabaco, dice, siempre serás ex fumador. «Era una castración, una cruz. Ahora vuelo con respeto, pero vuelo».

10 comentarios:

Adela dijo...

Hola Javier, la semana pasada regresé de Estambul, estuve con mi marido durante 8 días, éste fue nuestro 10º viaje a esta ciudad, y no nos dedicamos a nada que tenga que ver con viajes u otra cosas, es decir que lo hacemos únicamente porque nos gusta estar en esa ciudad, y aunque te parezca increíble seguimos descubriendo lugares nuevos y nos sigue fascinando, sin ir más lejos te diré que el último día cuando entre en la Mezquita Azul, me emocioné tanto que comencé a llorar sin poder controlarme, a pesar de que la he visto tantas veces me sigue pareciendo que tiene una fuerza increíble.
Debo reconocer que haces un trabajo increíble en tu blog, lo descubrí antes de mi último viaje, y lo leí con atención, pero mi sorpresa fue que el 90 por ciento de los turistas españoles que estaban en Estambul, llevaban impreso tu blog, al que utilizan como guía, y lo siguen a pies juntillas, y aunque imagino que esto te halagará, también deberás reconocer que es un poco peligroso, pues yo que he estado varias veces como te he dicho, difiero de tí en algunas cosas, con ello lo que quiero decirte es que si bien, es muy valiosa tu labor en cuanto a horarios y precios de transportes y lugares, también percibo al leer tu blog que tienes un actitud que es la que tiene siempre el que va por primera vez, es decir como creer que son árabes, que mucha gente lo sigue creyendo, o que tienen rasgos árabes. Mira Javier Estambul tiene en la actualidad, creo que más de 14 millones de habitantes, y la parte más visitada por el turista es la parte antigua, es decir desde Eminonu, Sirkeci, Sultanahmet, Beyacit, hasta el denominado barrio ruso que es donde están la mayoría de hoteles de 3 estrellas, verás, toda la gente que te encuentras por la calle no viven en esa zona, es decir que es una zona en la que únicamente hay hoteles, y restaurantes y lugares de trabajo, la gente que ves allí, la mayoría son los trabajadores de nivel económico y cultural, digamos algo bajo, y que vienen en metro y autobús desde donde residen que suele ser lejos, y son estas personas las que suelen vestir de esa forma más humilde y las mujeres llevan pañuelo, porque muchas de ellas vienen del barrio de Fatih, esto es lo que ocurría ahora durante el Ramadán, la gente que ha estado se ha llevado una idea equivocada sobre lo que ha visto por la calle, pues esa no es la vida habitual.
Con ello quiero decirte que como tú muy bien dices la primera vez que vas a un lugar eres turista, y después ya pasa a ser viajero, yo que soy una viajera atípica, pues me encanta repetir destinos, en vez de clavar chinchetas en un mapa mundi y coleccionar destinos, lo sé muy bien, con ello lo que te pido es que ya que tu blog es tan visitado y tan seguido es una pena que únicamente hayas estado en una ocasión y pocos días, por favor, vuelve, te lo aconsejo, este es el año adecuado, yo he vuelto por haber sido designada ciudad Europea de la Cultura, y ha sido estupendo, la última vez que estuve fue hace 4 años, y la primera vez fue en el año 1997, por Semana Santa, y debo decirte que la he visto cambiar poco a poco y modernizarse por ese esfuerzo constante, por entrar en el Mercado Común, cosa que en algunas cosas ha sido para bien, pero que en otras ha perdido autenticidad o encanto como quieras llamarlo para quien como yo la ha conocido mucho antes.

Adela dijo...

Por favor Javier, la gente que va por primera vez , su gran mayoría piensa que se trata de un país árabe, y es que siempre se juzga por el mismo rasero a los países de religión musulmana, a mi por ejemplo cuando visité Irán también me ocurrió y me sorprendió mucho. Con ello creo que cuando dices que tienen rasgos árabes, quería aclararte que has visto sólo una parte de la ciudad, que existe otra Estambul, la que no visita el turista, en la que te aseguro que no sólo es europea y moderna, sino que te haría dudar de que estabas en cualquier ciudad europea, en el Bósforo vive, estadísticamente un gran parte de las mayores fortunas del mundo, pero por descontado a esos no los ve el turista, también hay muchos artistas, diseñadores, pintores, etc. y un ambiente en el que te aseguro que en ninguna de esas personas turcas verías ningún rasgo árabe, créeme.
Si algo tengo que reprocharte es que aconsejes a la gente que para sacarse de encima al "pesado de turno" digan que padecen una enfermedad contagiosa, como asma o algo así, o tampoco la pedantería de que lo sabes todo porque trabajas como profesor en la Universidad, lo siento pero en esto no sólo no estoy de acuerdo, sino que como te he dicho creo que es del todo inapropiado y que lo que es peor, creas en la gente una idea preconcebido de recelo ante algo que se va a encontrar como peligroso; y puedo asegurarte que se trata de una ciudad totalmente segura tanto de día como de noche. Y en cuanto a la idea absurda de que huelen mal, como anécdota te diré que en los 8 dís que estuve la última vez, sólo dos personas me hicieron torcer la cabeza por su mal olor corporal, uno era en el tranvía y se trataba de un joven turista inglés, y el otro era el que tenía en el asiento de al lado en el avión de Spanair y que era un joven de Barcelona y que entre lo que le olían los pies y el sobaco era imposible estar a su lado.
Y por último, Javier, donde probaste tú el Kebab???? Pues yo he comido bastantes y además de que soy maña y en mi tierra el cordero al que denominamos Ternasco, es muy bueno, el mejor que yo he probado nunca ha sido por descontado en Estambul, ni tiene sabor fuerte ni sabe a moruno, de ninguna manera, es exquisito, te lo aseguro.
Pero te animo a que VUELVAS, por favor y compruébalo tu mismo, pues a pesar de que el blog va siendo actualizado, ya no son tus impresiones, sino la de los demás turistas que cuentan y aconsejan cada uno lo que cree. Y ahora mismo es incluso demasiado extenso, pues la mayoría de la gente se queda solo con la primera parte.
ESTAMBUL SE MERECE UN VIAJE Y MIL MÁS NO CREES????

Anónimo dijo...

Estimada Adela:

No puedo estar más de acuerdo contigo!!! He estado este verano y aunque leí este blog y extraje cosas positivas, me resulta increíble que la gente se la lleve como guía!!! POR FAVOR, VIAJEROS: No vayáis -al menos no siempre- a los restaurantes que están llenos de españoles!! ¿Para eso váis a un país con otra cultura?? Os invito a perderos en las calles, investigar, probar...aunque alguna vez no quedéis satisfechos, el cúmulo de experiencias es mucho más enriquecedor!!! Hablad con la gente, respetadlos. Como en todas partes, hay gente de todo tipo!!! A nosotros, un guardia de BEYAZIT nos invitó a asistir a la mezquita mientras los musulmanes oraban. Hay que preguntar, espabilarse!!!! Como he dicho, aparte de coleccionar lugares hay que coleccionar EXPERIENCIAS. Y el sr. Adán ha tenido bien pocas, y las explica de forma lamentable -el apartado de la anécdota de acoso a su mujer es casi insultante- En fin, que recomiendo una buena guía para no perderse los principales monumentos y obras de arte y andar y mezclarse entre la gente. Ojalá el sr. Adán, si vuelve, baje un poco a la tierra.

Javier Adán dijo...

Estimada Adela y anónimo. Primero decirte que el comentario tuyo anterior, aunque no me ponía demasiado bien, lo agregue personalmente como comentario tuyo, porque me lo enviaste a mi correo y no lo podían leer los que ojean el blog.
La otra persona anónima también me pone a bajar de un burro, y por supuesto que tiene su derecho si no le gusta,. Lo que si quiero dejar claro es que todo lo contado es cierto (anécdota incluida) , aunque a veces se le de un toque más jocoso para no hacerlo pesado. Referente a los restaurantes recomendados, estos los eligen los viajeros ,y yo solo los voy incorporando al blog. Y, por supuesto, estoy de acuerdo que hay que experimentar siempre con nuevos lugares, pero cuando se va para pocos días la gente trata de ir a lo seguro ( y tiene su derecho).A parte, yo cuento mi experiencia sea buena o lamentable (hasta en el paraíso pueden ocurrir percances ), pero de eso, a ridiculizar mi forma de escribir yo creo que hay una diferencia. No es necesario viajar muchas veces para poder contar la experiencia vivida, aunque a mas viajes mas comparaciones. Por eso voy incorporando todas las impresiones de otros viajeros, para que cada uno juzgue en su conjunto.
De todas maneras toda aportación es bien recibida, y para mi es un orgullo que la gente lea el blog y lo lleve como una guía mas, sobre todo porque no tengo ningún ánimo ni de lucro y ni de notoriedad. El blog esta para ayudar a todos los que buscan información.
Un saludo y gracias por tu comentario

ADELA dijo...

Supongo que la mayoría de la gente coincide contigo, porque al igual que tú sólo ha estado una vez y pocos días.
Por eso te aconsejaba que VOLVIERAS, y ahora te lo ruego Javier, precisamente por que tu blog es tan visitado, y tan venerado, deberías tener una IMPRESIÓN RENOVADA y sobre todo no la de la primera vez. Todo ese tiempo que dedicas a responder a preguntas de viajeros, que yo se bien que es del todo imposible que pudieras recordar y obtener toda esa información en los días que estuviste, es decir que investigas y buscas información en otras fuentes, e incluso las citas. Deberías dedicarlo a renovarlo, y actualizarlo pero con cosas de actualidad, Por favor Javier, todos los viajeros repiten las mismas visitas y los mismos restaurantes.
Me hubiera gustado encontrar algo novedoso o de actualidad, en tu blog, yo no he leído nada acerca de por ejemplo, que ha sido designada Ciudad Europea de la Cultura, (incluso con lo polémico de su designación) yo sí me imprimí el calendario de eventos que había en la ciudad como por ejemplo un concierto del grupo U2 el día 6 de septiembre, o que durante todo este mes hay un festival de teatro callejero, o exposiciones de artistas noveles increíblemente interesantes, o muchísimas cosas más. Sin olvidar su música que tanto tradicional como moderna o de fusión es fantástica y puede escucharse y comprar por toda la calle Istiklal.
Siento decirte que a mí me parece menos relevante tu entrevista en el períodico.
Pero como lo cortés no quita lo valiente, tienes mi respeto hacia tu trabajo.
Por todo ello, insisto Javier
ESTAMBUL MERECE UN VIAJE Y MIL MÁS

ADELA dijo...

Hola Javier, como tú bien dices yo te hice mis comentarios a través de email, ya que no quería convertirlos en ninguna discusión en el foro, como ocurrió con algunos como "El Turco o el Moro", con los que en algunas cosas coincido, pero como tú lo publicaste, me dirijo a ti del mismo modo.
Primero decirte que he releído mis comentarios y no me parecen ofensivos, pero sigamos y ante todo sin entrar en descalificativos hacia nadie, no es mi intención; y mucho menos la de parecer una "entendida" por haber estado tantas veces, a mí sólo me gusta considerarme una ENAMORADA DE ESTAMBUL, por el inmenso respeto y cariño que siento hacia su cultura y su gente. Es por ello que me duele que esas IMPRESIONES tan SUBJETIVAS que tú comentas en tu blog hacia muchas cosas, y esos PREJUICIOS fomentan en los futuros viajeros una idea equivocada y una actitud innecesaria en esa ciudad; Ah! me olvidé decirte que, según el Alcalde de Estambul, el agua es potable desde 2002, cosa que amigos turcos me han corroborado, pero eso es lo menos importante.
Coincido en la impresión de anónimo hacia la anécdota de tu mujer con el ligón en la calle Istiklal, y es más yo como mujer, todavía no consigo saber de qué debías rescatar a tu mujer.
En muchos lugares me han empujado, insultado, engañado, mirado de arriba abajo de forma lasicva y hasta tocado el culo en el bazar Khan el Halili de El Cairo, pero yo no necesité a mi marido para defenderme y si fue necesario dar un bofetón, y es más eso no hizo cambiar mi actitud hacia cualquier persona que quiera comunicarse conmigo; pues a pesar de esas pequeñas cosas, tengo muchísimas más experiencias MARAVILLOSAS de gente que se ha acercado a mí en cualquier lugar del mundo, personalmente lo que más me gusta de los viajes es la gente sin lugar a dudas, muchas veces no es necesarionisiquiera hablar el mismo idioma para entenderse.../...(continua) abajo

unodeuno dijo...

javier, buenos dias. Regresé d'Istambul y como no, me gustó.
decirte que a diferencia de otras ciudades la primera impresión no fue de impacto. La ciudad que la he conocido en blanco y gris (nubes, lluvia y frío polar compañeros inseparables de todos los dias) me fue seduciendo despacito y sin darme cuenta.
Visité pocos monumentos, me impresionó santa lucia y me cautivó la cisterna.
Compartí naguiles, partidas de backgammon y buenas charlas.
Me gustó su gente, su trato respetuoso y andar por sus calles se me hizo cercano.
Volveré.

Juan Romeu dijo...

Tu web es genial, Javier. Mañana voy 8 días a Estambul. Para mi es la cuarta vez, para mi esposa Helena la primera. Antes he ido siempre por trabajo (congress médicos). Esta vez iré más preparado que nunca, gracias a tí y todos los amigosque escriben en tu blog.

Ya dié la mía al volver.

noticias dijo...

guaaa!! me encanta el blog, pero me poneis los dientes largos jajaj un saludo para todos

Anónimo dijo...

Hola a todos, acabo de llegar de estambul, solo dire una cosa espectacular, todo.